Equipo Touch

RUGBY TOUCH, UNA MODALIDAD QUE SIGUE SUBIENDO PELDAÑOS

 

El Rugby Touch, para quien aún no lo conozca, es una modalidad del rugby en la que no hay contacto, ni melés, ni “touches”, pero no es lo que se conoce como “tocata”, una práctica habitual en los equipos de rugby para adquirir más dinamismo y agilidad, sino que cuenta con sus propias reglas.

Las más importantes, además de pasar el balón hacia atrás -eso no cambia respecto al rugby-, es que las defensas, cuando se produce el tocado, deben retroceder cinco metros o, en el caso de que se cometa una infracción grave, diez. Es decir, que en este deporte es determinante la concentración, la capacidad de reacción, la rapidez, la agilidad y, sobre todo, las ganas de divertirse mientras se sigue aprendiendo.

En El Salvador, el equipo de rugby touch, que nació de la mano de Fran Carracedo hace ya casi tres años, se siguen dando pasos progresivos y, en breve, podrá competir con otros rivales, porque es la competición la que permite saber qué nivel posees realmente y aprender de deportistas que llevan mucho más tiempo practicando esta maravillosa disciplina.

Actualmente, este conjunto mixto, formado por padres y madres de “rugbiers” del Chami, que entrenan a la misma hora que sus hijos para poder conciliar y disfrutar del deporte, cuenta con 34 fichas y con, al menos, una veintena de personas en cada sesión de trabajo, lo que permite poder hacer ejercicios diversos y avanzar en el proceso de crecimiento de esta sección.

El punto de inflexión en dicho proceso se produjo el pasado mes de febrero, concretamente, los días 3 y 4, con la llegada a Valladolid del que, según el propio presidente de Touch España, Víctor Suárez, es el “mejor entrenador de Europa de Rugby Touch”, José Delgado.

El técnico cordobés pero residente en Valencia trajo a los campos de Pepe Rojo su valiosa experiencia y, fundamentalmente, transmitió a la perfección su pasión por este deporte, que debería contar con un lugar en todos los clubes españoles, por lo que implica tanto para los más pequeños, como para los que dejan de practicar el rugby.

C.R. El Salvador Touch